El brutal crimen ocurrió en una casa ubicada en la calle Justo José Urquiza en la localidad chubutense de Tecka durante el sábado por la noche. Cerca de las 20, la mujer compartía una comida con su pareja y dos amigos de él en su vivienda cuando Miranda le quitó el celular de la mano y desató su furia.

El hombre recibió dos apuñaladas en la espalda que le provocaron la muerte.(Foto: Gentileza ADN Sur)
El hombre recibió dos apuñaladas en la espalda que le provocaron la muerte.(Foto: Gentileza ADN Sur)

Ante esa situación, la joven se levantó de la silla y se acercó al hombre: allí, lo abrazó desde atrás con una mano y con la otra, le dio dos puñaladas por la espalda con un cuchillo.

Sus amigos llamaron de inmediato a la policía y alertaron que había una persona herida. Minutos más tarde, arribó al lugar personal policial que encontró al hombre tendido en el piso y ensangrentado. “Su pareja lo apuñaló”, le dijeron los testigos a los agentes y mientras lo trasladaban de urgencia al hospital local, apareció la mujer en el lugar.

Un testimonio escalofriante: “Al cuchillo lo escondí y lo voy a entregar”

“Me voy a hacer cargo de lo que hice, el cuchillo lo escondí y lo voy a entregar”, aseguró. Ante esta declaración, fue detenida y trasladada a la dependencia policial correspondiente.

La mujer había escondido el arma del crimen debajo de la tapa de una cámara séptica dañada frente al hospital local. Personal de criminalística secuestró el cuchillo de 23 centímetrosque tenía manchas de sangre.

Además, la fiscalía ordenó peritajes para recopilar pruebas adicionales e identificó a los dos testigos presenciales del homicidio, que brindaron detalles de lo que sucedió. Miranda fue atendido y luego derivado al hospital de Esquel por la gravedad de sus lesiones. Sin embargo, las dos heridas punzantes le provocaron la muerte alrededor de la 1 de la madrugada del domingo en el Hospital de Tecka.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *